sábado, 12 de mayo de 2012

Cuentos con moraleja: la fábula del gato y la gallina

Encontré esta breve historia en las fábulas de Babrio:

         Una gallina se puso mala y un gato se pasó por su casa para ver cómo estaba. Se interesó por su salud, se ofreció para llevarle todo lo que necesitara y le preguntó qué podía hacer por ella para que sanara cuanto antes.
         La gallina le respondió:
         -Si tanto te preocupa mi salud, lo mejor que puedes hacer es irte de aquí. Estoy segura de que si te alejas de mí, no moriré.

La misma suspicacia que la gallina siento yo cuando escucho a todos esos empresarios, accionistas, inversores, especuladores, banqueros y políticos afines diciéndonos que están haciendo lo mejor para nuestro futuro. Y lo mismo que la gallina les diría si no tuviera la sospecha de que la fábula está incompleta. Parece que la enferma no se da cuenta -quizá por esa falta de luces proverbial de la inteligencia gallinácea –de que el gato ha ido allí por algo y que no va a dejar escapar la oportunidad. No parece que solo con palabras vaya a poder disuadirlo de su propósito.